Reflexión

logo PRO ERECTUS-250

Reflexión

 

El sábado 21 de marzo ha sido, en Andalucía, la jornada de reflexión previa a las primeras, de muchas, elecciones que este año se van a celebrar en nuestro país.

Según el diccionario –el mío es pequeño y está actualizado a marzo del 2.012- la Política es “una ciencia, doctrina u opinión referente al gobierno y a la organización de las sociedades humanas” y la Ciencia es “el conocimiento cierto y adquirido de lo existente, de sus principios y de sus causas”.

De lo anterior, interpreto que quien se dedique a la política, profesionalmente, debe conocer y aprender las bases, el funcionamiento y la evolución de la sociedad para organizarla adecuadamente. Pero todas las personas y empresas que pertenecemos al sector de la construcción y la obra civil, sin olvidar a otros sectores, no hemos disfrutado de este ordenamiento.

Desde el año 2.007, aproximadamente, parece que no existimos: no se valora la experiencia, las condiciones laborales son malas, faltan oportunidades, no hay suficiente inversión en obra pública, no se promueve la innovación, faltan recursos para la lucha por la igualdad, faltan ayudas sociales (no sólo en educación y sanidad, que está muy bien), falta de reparto equitativo de los bienes, no hay cabida para much@s human@s que han tenido que irse a buscar otra sociedad mejor…

Un profesor, que tuve, decía que es imposible que a alguien no le importe la política porque es la que rige nuestra sociedad. Por eso, como individuos, tod@s y cada un@ de nosotr@s, pertenecemos a esta sociedad y este año tenemos muchas oportunidades de votar para elegir la Política que queremos.

 

Ana Mª de Pinedo.

Anuncios

Sin Trabajo.

Logo PRO ERECTUS

Sin Trabajo.

 

En la contradicción de que los jóvenes no encuentran empleo, porque no tienen experiencia, y los mayores tampoco, porque se les infravalora, podemos pensar que a las personas entre 30 y 50 años nos va de miedo.

Este es mi caso y no tengo trabajo, como tant@s otr@s, porque cuando la crisis empezó a despuntar y se vio, no que se perdiera dinero, que los beneficios ya no eran tan grandes, había que disminuir gastos. Ya no se recordaban los buenos tiempos.

Porque, no cabe la menor duda, que se han vivido buenos tiempos en el sector de la construcción y la obra civil. Tiempos en los que se han contraído muchas obligaciones sociales, económicas y familiares a las que ahora, a duras penas, se puede hacer frente.

Pero, al igual que los mayores que, con su sabiduría, resisten y los más jóvenes, que no pierden la ilusión, voto por nosotr@s y, aunque se ve el final del duro camino que allanaron nuestr@s madres y nuestr@s padres, debemos continuar, piedra a piedra, hasta el final.

 

Ana Mª de Pinedo.

LAS MUJERES EN EL SECTOR DE LA CONSTRUCCIÓN Y LA OBRA CIVIL

logo PRO ERECTUS-250

LAS MUJERES EN EL SECTOR DE LA CONSTRUCCIÓN Y LA OBRA CIVIL

 

Para escribir este artículo no he consultado a mis contactos de LinkedIn, seguro que me  lo agradecen -es broma-, y como el 8 de marzo es el Día de la mujer, qué mejor forma de celebrarlo que hablando de nosotras.

Es un hecho, demostrado, que en las situaciones de guerras, crisis… las mujeres y los niños son los que más sufren, con diferencia. Por eso, tenemos que ser muy sensibles cuando pensemos en una población en alguna de estas circunstancias.  Aquí, en España actualmente, las mujeres, entre las que nos encontramos las del sector de la construcción y la obra civil, tenemos muchas dificultades para encontrar un empleo, por varias razones en las que no voy a entrar.

Si miramos atrás, España empezó a crecer, como es obvio, cuando la mujer se pudo incorporar, libremente, al mercado laboral.

Estas mujeres, madres, hijas… merecen el reconocimiento oportuno, o por lo menos, no caer en el olvido.

 

Ana Mª de Pinedo.

JÓVENES PARADOS DEL SECTOR DE LA CONSTRUCCIÓN Y LA OBRA CIVIL

logo PRO ERECTUS-250

JÓVENES PARADOS DEL SECTOR DE LA CONSTRUCCIÓN Y LA OBRA CIVIL

 

Siguiendo el hilo del artículo anterior, los siguientes peor parados (nunca mejor dicho) de este sector son los jóvenes menores de 30 años (el 33,33%, de los encuestados, piensa así.)

En esta ocasión, he preguntado a titulados recientes de este sector que cómo ven el futuro de éstos, en España, y el resultado es que el  57 % lo ve mal y el 43 % lo ve regular (es nula la sensación de un buen futuro.)

Los motivos son:

1º Malas condiciones laborales.

2º Falta de reconocimiento y oportunidades.

3º Falta de puestos de trabajo y exceso de demandantes.

4º Falta de experiencia.

y

5º Falta de inversión en obra pública y privada.

 

Pero, a pesar de la incertidumbre, tienen ilusión y esperanza.  Creen que el futuro está en la innovación, la especialización y la apertura al exterior y, por eso, siguen formándose a la espera de ese trabajo que, más tarde o más temprano, tiene que llegar.

 

Ana Mª de Pinedo.