Hay vida después de trabajar en una gran empresa.

Hay vida después de trabajar en una gran empresa.

El pasado viernes 28 de Noviembre de 2014, me encontraba asistiendo a la I Jornada de Catastro y Propiedad, que organizó el COIT Topografía en la Escuela de Topografía de Madrid.

Hay que decir que fue todo un éxito de asistencia, como de calidad en los ponentes, por lo que hay que felicitar a todos aquellos, que altruistamente con su tiempo, han hecho posible su celebración.

En la pausa de la mañana, para el café, se me acercó uno de los asistentes que me estuvo contando que llevaba más de 25 años trabajando en FCC, que era uno de los damnificados del último ERE. Decía que tiene más de 50 años, no sabe qué hacer y qué ya que yo, que soy “muy activo”, si le podía dar unos consejos u orientar.

vida01

 

Lo primero que mentalmente me salió fue un “uff” y ya después le estuve comentando lo que yo hice en mi recientemente etapa en “el paro”, según decían los papeles, porque os puedo decir, que nunca he estado tan estresado, de todas las actividades en las que me embarqué.

Comprendo que la salida de una media o gran empresa constructora es difícil, inconscientemente afloran muchas sensaciones, la mayoría negativas, llega el cuestionamiento del por qué a mí, si cada vez que han pedido “paso al frente” yo era el primero.
Pero lo más frío son los números y para los sesudos de la organización de la empresa, “la persona humana” no es más que un recurso valorado, que si en última instancia, se tiene que prescindir de él.. se hace.

Además se han dado muchas horas del día a la actividad laboral, con lo que la salida representa para muchas personas un gran vacío, sobra tiempo y no se sabe qué hacer. Hay una película aconsejable de ver y que lo representa: “Los lunes al Sol”.

Bueno, pues no queda otra, que reconocer a corto plazo, en un amanecer con bonita salida del Sol, que es tiempo de hacer algo, ya que queda bastante para cobrar la jubilación y poner un huerto.

Recomiendo que hay tener el convencimiento, que por mucho que se pretenda echar la culpa a factores políticos y económicos, el que se encuentra en esta situación es uno solo. Se podrá decir, maldecir lo que se quiera, pero el que tiene que arreglar esto, es uno mismo.

Hay dos años de paro máxima prestación, lo que invita a pensarlo sosegadamente, pero no indefinidamente, que el subsidio se acaba.

Pues nada, toca reflexionar seriamente las opciones que hay, de las cuales, lo bueno es que la mayoría de amigos y contactos las han realizado, con lo que se puede valorar su experiencia.

En España, es muy difícil que en unos meses, empresas similares adonde se ha estado trabajando vuelvan a contratar. Si salen puestos, son contados. Hay que saberlo.

La inmensa mayoría del trabajo de ingeniero en la construcción, está fuera: Sudamérica, Canadá, Reino Unido, mundo árabe o Australia. Dado que la oferta de demandantes de empleo, es en algunos casos es considerable, premia el currículum ante el salario.
No queda otra que ver rentabilidad económica y personal, hay que “echar números” y valorar los vínculos familiares, si merece la pena expatriarse.

vida02

Los países de habla inglesa y árabe, se paga mucho mejor que en Sudamérica, el inconveniente es el idioma. Si valoramos que merece la pena, no queda otra que mejorar nuestro inglés (a nivel de mantener una conversación fluida, con palabras técnicas, no se necesita más)

Eso sí, si decide uno expatriarse, es preferible que lleve “todo atado” desde aquí, que se informe, vaya a su colegio profesional, vaya a instituciones públicas o asociaciones, que pregunte a contactos y compañeros de profesión.. ya que puede ser una mala experiencia. Los programas tipo “Españoles por el Mundo” han hecho mucho daño a la emigración, lo que hay fuera, no es para todos igual.

Si se valora que no merece la pena económicamente, ni afectivamente irse fuera, porque la pareja sentimental tiene un trabajo estable, porque hay hijos en una edad complicada para esa decisión, se tienen dos opciones: hacerse autónomo y comprar material para desarrollar la actividad con el poco o mucho finiquito que se haya recibido, o plantearse algo más difícil, que es abandonar por tiempo indeterminado la profesión.

La opción de autónomo en lo nuestro, de las dos, es la más sencilla, amén de los trámites administrativos y jurídicos, que se pueden encargar a una gestoría, ya que los conocimientos de la actividad se tienen.

Aquí ya lo único es que se tienen tantos jefes como clientes y por las mañana hay que levantarse a producir, ya que la guadaña del pago de facturas e impuestos se tiene sobre las cabezas constantemente. Hay que ser muy metódico, constante y tener ilusión.
Además hay que aprender a convivir con los factores negativos, para que la vida no se consuma.
Importante es, a tener en cuenta, que a día de hoy, la sociedad no demanda este tipo de servicios por los que nos despidieron, por lo hay reconocer que hasta que no tenga un flujo constante de trabajo, si se hacen las cosas bien desde el principio, puede pasar un tiempo, en ocasiones no inferior a seis meses.

La otra opción, la de abandonar la profesión, requiere de una reflexión sosegada. Aquí o bien, se opta por un trabajo por cuenta ajena inimaginable o bien se opta por emprender.
Emprender en mi opinión significa, en pensar en que se es bueno, que se quiere hacer y como se puede hacer, que guste a la gente siendo distinto a los demás.
Si se consiguen estas tres premisas, ya se tiene un puesto de trabajo impensable hace unos meses,  por  el que merece la pena levantarse por las mañanas.

Las opciones están ahí, con este pequeño resumen, solo he pretendido dar un poco de luz en algo que requiere una gran reflexión y conocimiento, porque lo que se decida va a cambiar la vida.

En Internet, Redes sociales, Ayuntamientos, Asociaciones hay mucha información al respecto, solo hay que buscar, para encontrarlo.

vida03

Es difícil, lo se, pero en la medida de lo posible, hay que intentar estar activo, abstraerse de todo lo negativo, no ver telediarios apocalípticos, no consumir energías en echar la culpa en los demás porque hay que gastarlas en salir adelante, ya que el que está en esta situación es uno solo.

Y nada, por lo demás suerte y a andar para adelante, que como yo le decía a todo el mundo. ¡Queda un día menos!

Para no hacer muy largo el artículo, podéis ver más sobre mis reflexiones en la cuestión, en mi blog.

Estando en ‘búsqueda activa de empleo’, no se encuentra trabajo. http://interesporlageomatica.com/2013/08/05/estando-en-busqueda-activa-de-empleo-no-se-encuentra-trabajo/

 

Entrevista tipo handgout.- Todas las formas posibles de encontrar trabajo. http://www.ingresoshoyendia.com/juan-toro-todas-las-formas-de-encontrar-trabajo/

Agradecer a Manuel Gregorio Navarro la oportunidad de poder colaborar en PRO-ERECTUS.

Un saludo

Juan Toro

Asesor Técnico Comercial en Eptisa TI para GIS y Mapping GPS Trimble

Social Media & Community Manager Freelance
En continua búsqueda de actividades y retos para desarrollar mi experiencia y vida personal

http://es.linkedin.com/in/juantororebollo
http://www.interesporlageomatica.com

Anuncios